Adiós al viejo Hospital de Tarancón

Parece que definitivamente el Alcalde derribará el viejo Hospital. En Tarancón ya estamos aconstumbrados a las excavadoras. En su solar se construirá una Residencia de Ancianos. Eso es lo que dice la nota de prensa enviada por el Ayuntamiento. Y lo que anunciaba, hace ya tres años, este video que rescatamos de you tube...

Vídeo

Fotos

Hace unos días unos brigadistas e historiadores visitaron este hospital utlizado durante la guerra civil...ya no pondrán visitarlo, ni investigar su pasado....porque la Residencia que anuncia una vez más el Alcalde...

Se cosnstruiría en el solar que está ocupado actualmente por el Hospital Santa Emilia, en todo momento la titular del edificio y del suelo sería la Fundación Lozano. Esta entidad ha mostrado su apoyo al empresario para que lleve a cabo la construcción y gestión de este recurso tan anhelado por la ciudad. Tendría capacidad para 120 residentes, con plazas concertadas con la Junta de Comunidades y la Fundación Lozano, así como para otras 30 personas en el Centro de Estancias Diurnas.

El Patronato de la Fundación Lozano, que tiene la titularidad del antiguo Hospital de Santa Emilia, históricamente conocido como “Hospitalillo”, se ha reunido esta tarde con el constructor que ha presentado un anteproyecto para edificar una residencia de ancianos en ese espacio. La empresa privada correría con todos los gastos de la construcción, y se haría cargo de su gestión durante 50 años, sin embargo, las instalaciones y el suelo serían en todo momento de titularidad del Patronato. Disponer de una residencia de ancianos propia “Era uno de los objetivos que tenía la Fundación”, afirma el Alcalde, “Nuestra decisión es formalizar inmediatamente los acuerdos para que cuanto antes se pueda construir”.

Este modelo, detalla Raúl Amores, se denomina “Alemán”. La residencia se podría considerar como pública porque más de la mitad de las plazas estarían concertadas con la Junta de Comunidades, que también aplicaría en este servicio la Ley de la Dependencia, ha señalado el primer edil. Amores ha puesto el ejemplo de la Residencia de Ancianos San Ramón y la Milagrosa de Tarancón, el 60% de sus plazas están subvencionadas por el Gobierno regional. Aún así, llevar a cabo un proyecto de este tipo es muy costoso, ya que necesita una inversión aproximada de cinco millones de euros.

La Fundación Lozano está compuesta por el Alcalde de Tarancón, Raúl Amores; los empresarios locales Emilio Loriente, Librado Loriente y Francisco Manzanares; el médico Enrique Blanch; y el párroco de la ciudad, Alberto Paños. Los sentimientos compartidos por todos ellos después del encuentro, según han manifestado, han sido la alegría y la satisfacción de impulsar y apoyar un proyecto muy necesitado por su pueblo. No en vano, el empresario hizo un estudio hace siete meses que indicaba que en la comarca se necesitarían 300 plazas residenciales geriátricas. Blanch en este sentido asegura que “He salido muy contento, espero que el proyecto se lleve a cabo en un futuro”. Por su parte, Paños ha dicho que “En definitiva, lo que hacemos es que el patrimonio que hemos recibido lo multiplicamos, y generamos un servicio y una atención bastante interesantes que, además, será un motor económico a través de los servicios que genera una residencia de esta envergadura”.

La residencia de ancianos del Hospital Santa Emilia tendrá 120 plazas, además de otras 30 destinadas a estancias diurnas. Se ha determinado un plazo de construcción de entre 12 y 15 meses, y su puesta en marcha definitiva sería dentro de dos años y medio, aproximadamente. “Lo importante es que la Fundación sigue existiendo como tal. Genera un patrimonio, que es este edificio, genera una actividad, puesto que hemos concertado que tendremos seis camas a nuestra disposición para las personas que por las circunstancias estén más necesitadas de este recurso”, añade el Alcalde.

Raúl Amores ha trasladado al empresario su deseo de que algunos de los puestos de trabajo que se creen estén destinados a usuarios de la Asociación Pro Salud Mental Nueva Luz de Tarancón a través de un Taller Especial de Empleo, dando respuesta así a una de las demandas de su presidente, DelÍin Gómez. “El empresario ha manifestado que está en plena disposición para poder hacerlo”, constata el primer edil.

La empresa Miguel Ángel Ramos es, a través de diferentes empresas, propietario de varias residencias geriátricas: Herreruela de Oropesa (2002) y Cazaleras (2006) en Toledo; y Parada de Sil (Orense, Galicia). Además, está construyendo otra en Barajas de Melo (Cuenca) con 80 plazas, “Prevemos que podremos aperturarla para el mes de octubre y noviembre”, cuenta. Este constructor fue invitado hace unos días por el Alcalde, Raúl Amores, para que explicara a la Fundación Lozano el anteproyecto que con anterioridad había presentado al primer edil con el fin de ver las posibilidades reales que tiene de llevarse a cabo.

El empresario considera que esta comarca estaba muy necesitada de nuevas residencias, según sus cálculos. “Ante este análisis de estudio de mercado, parece ser que es viable construir una residencia en Tarancón y otra en Barajas de Melo”, cuenta Miguel Ángel Ramos.

 

Sin votos aún

Comentarios

Imagen de Julen

Quisiera saber si se va a demoler algo de los silos que hay pegados al "hospitalillo"; ya que soy vecino de La Rosa y da un aspecto feo al "barrio". Un saludo

Imagen de Carlos S.G

Hay una cita muy famosa que dice:"De los errores del pasado se aprende"
Sr.Raúl Amores ¿como vamos a aprender si ud.nos esta quitando nuestro pasado?

Carlos Sánchez

Imagen de Voté al PSOE

Cito: "Lo que tenemos ahora en ese lugar es "recuerdos", ruinas y..., y... ¿qué más? Nada, nada más, amigo Parra. Vuelve al tiempo que nos ocupa y déjate de nostalgia."

Y así nos va amores, así nos va, lo que es la zona antigua hecha una P**A Mierda por que no se ha rehabilitado nada, sin edificios históricos o en ruinas , eso si fomentar el que la gente se salga a vivir hacia las zonas nuevas no ha faltado y así pasa que ahora la plaza de el antiguo ayuntamiento, la plaza culebros y la calle zapatería, incluso la parte baja de Miguel de Cervantes están desiertas y feas, vamos que de noche da hasta miedo. Por el tiempo que nos ocupa, os habéis preocupado, pero de la nostalgia y de el pasado en estas legislaturas os habéis olvidado bastante...

Imagen de Sara González

Dejando de lado el (inconsistente) debate 'Hospital'-'Hospitalillo', creo que este asunto tiene unas motivaciones y está regido por unos valores muy concretos y que nos dejan a todos las cosas muy claras.

- El poder de la empresa (y sus eventuales disposiciones particulares...), al que en teoría la ciudadanía (a través de sus líderes elegidos por determinadas convicciones) no debería rendirse ni dejar superponer sus intereses.

- La ineptitud e ignorancia en cuanto a mecanismos y estrategias de hibridación cultural y arquitectónica, como los que se han desarrollado con razonable éxito en otros municipios de, como el nuestro, paupérrimos presupuestos en materia de rehabilitación de Bienes Culturales.

- La desidia(¿o se diría cierto complejo?) del equipo de gobierno municipal por una Historia de pueblo y de pobres, con todo el respeto que esas dos categorías valorativas merecen.

Este proyecto es uno más de, como decía Snicket, 'una serie de catastróficas desdichas'. Personalmente, como votante de izquierdas, me siento decepcionada una vez más.

Imagen de JC García-Abad

A mi modo de ver da igual que sea “hospitalillo” que sea “hospital” o que sea “Hospital de Santa Emilia”, el debate no es ese, esa es la distracción.

Lo realmente importante es la destrucción del patrimonio de todos los taranconeros, una vez más triunfa la política de la excavadora, una vez más perdemos parte de nuestra historia, de nuestro pasado, una vez más perdemos parte de nuestro pueblo, ¿Cuánto tiempo falta para que no conozcamos Tarancón?

Que no nos engañen con eso de que está en ruinas y que la única solución es tirarlo al suelo, sin ir más lejos yo estudie en Alcalá de Henares en un convento del siglo XVII, que por dentro estaba nuevo. La rehabilitación es posible, solo hace falta voluntad y un cambio de mentalidad No a la destrucción y Si a la restauración. SI a la residencia, SI al desarrollo, SI a las infraestructuras, pero también SI a la conservación de nuestro patrimonio, de nuestra historia, de lo que somos.

La ley dice (Ley 16/1985) que la gestión del patrimonio recae en las administraciones, es muy triste que la administración que nos ha tocado apueste SIEMPRE por la destrucción de nuestro pasado, que opte una vez más por arrasar uno de los pocos edificios históricos que nos quedan, que prefiera acabar con la identidad de todos los taranconeros antes que salvaguardarla. En fin… así estamos y esto continúa…. ¿Cuál será el siguiente? ¿El Mercado? … A este paso llegará el día en el que entremos en Tarancón y no sepamos donde estamos.

Juan Carlos García-Abad

Imagen de Raúl AMores Pérez

Amigo Parra:
Tú has nacido en el "hospitalillo", mi hermano también ha nacido en el "hospitalillo", mi primo Carlos también, mi madre fue operada allí... ¡Qué te voy a contar!, ¿verdad?
Es decir, todos los naturales de Tarancón eran nacidos en el “hospitalillo” y los que de los pueblos de alrededor tenían algún problema de parto, también nacían en el "hospitalillo".
Eso, comprenderás, era tan natural y normal como el nacer hoy en Cuenca.
Mis hijos, los cuatro, han nacido en Cuenca. Esto es un accidente, y una necesidad sanitaria, ¿verdad? Por eso la ley, ahora, te da opción a que puedas poner en la partida de nacimiento que han nacido de donde son de verdad, en este caso, Tarancón.
Pero esto es también algo circunstancial. Los que somos progresistas (¿verdad Antonio?), somos ciudadanos del mundo, y lo que nos importa es que el mundo que nos rodea, allá donde estamos, sea lo más justo, tolerante e igualitario posible.
Yo no, efectivamente, yo no he tenido nada en el "hospitalillo", ni nacimiento ni necesidad de cura alguna.
Pero sé que el lugar se ha llamado y se llama "hospitalillo" desde ni se sabe, porque así es como los del vulgo han llamado y llamamos a este lugar, aunque haya otros que quizá por ser de otro postín quieran llamarlo el "hospital".
Yo me he preocupado de corroborar esto, antes de escribir lo que estoy poniendo ahora (tú escribes y después preguntas, para corroborar, como has hecho con esta noticia, que titulas a tu modo).
Y he preguntado a gente de tu generación: a Gabriel Fernández, de quien no tendrás dudas de sus genes taranconeros, por ejemplo; a Manuel Sánchez Cantarero, de quien tampoco tendrás dudas (te doy estos dos nombres, porque no les importa que los cite, pero hay muchísimos más). La respuesta es que siempre se le ha denominado “hospitalillo”.
Esto a lo mejor no es una prueba científica, así que pregunta a cualquiera de Tarancón (nacido o no en Tarancón, que yo no hago distingos, tú sí), del entorno de tu edad, diez arriba y diez abajo, es decir, de entre 60 y 40 (los de mi generación fueron los últimos en usar el “hospitalillo”), y te dirán lo mismo que yo expreso: el lugar perteneciente hoy a la Fundación Lozano, que tiene por nombre correcto "Hospital de Santa Emilia" y que fue creada por el doctor Jesús Lozano Soria, es conocido desde siempre como el "hospitalillo".
Lamento que hayas perdido el cariz de lo que le es común al pueblo, y en cambio hayas adoptado un matiz claramente “popular”.
Me gustaría, también que no confundieras al Ayuntamiento con la “Fundación Lozano”.
La Fundación Lozano la componen el Alcalde, el cura párroco, un médico y tres personas de notable contribución en impuestos (es decir, en términos de ahora, grandes empresarios).
Curiosamente los 6 están de acuerdo en querer hacer una residencia.
Y curiosamente, si preguntas al pueblo, también la quiere.
Nuestra oferta es: 30 puestos de trabajo mientras se construye, 50 puestos de trabajo estable una vez puesto a disposición de gestión y uso, atención a 150 abueletes, movimiento económico para el comercio (alimentación, medicinas, repuestos de materiales, etc.), creación de un Centro Especial de Empleo para atender a los usuarios de Salud Mental...
Nuestra oferta es: fachada similar a la actual, conservar el viejo refugio antiaéreo, recolocar las viejas campanas en la nueva iglesia de San Víctor y Santa Corona, e incrementar el patrimonio de la Fundación con un edificio valorado en 5 millones de euros, así como mantener la actividad de la misma, al reservarse la Fundación 5 camas para atender necesidades sociales...
Lo que tenemos ahora en ese lugar es "recuerdos", ruinas y..., y... ¿qué más? Nada, nada más, amigo Parra. Vuelve al tiempo que nos ocupa y déjate de nostalgia.
Un abrazo.
Raúl Amores Pérez

Imagen de Antonio Parra

Tienes toda la razón del mundo....Yo nací en ese hospital...en el hospital...y jamás hasta ahora había escuchado lo de "hospitalillo"...

Imagen de aanonimo

¡Y dale con el "hospitalillo"!. "Conocido históricamene como "hospitalillo", dice la nota de prensa del Ayuntamiento. Será la historia reciente, porque siempre ha sido "El Hospital de Santa Emilia". El "hospitalillo", tiene de histórico en Tarancón, lo que la "bandera",lo que el actual "escudo" o las "columnas de la plaza del mercado".

Menos mal que la redacción de entarancon.es, ya comenta "el hospital".

Deja un comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
Formato de entrada
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las palabras no apropiadas se sustituirán por su versión filtrada.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

¿Quieres insertar html? Echale un ojo a nuestros consejos de composición.

CAPTCHA
Esta pregunta es para prevenir posibles envíos de spam
Image CAPTCHA
Introduce los caracteres de la imagen respetando las mayúsculas / minúsculas.